¿Tenemos que estar entre la espada y la pared para salir de nuestra zona de confort e innovar?

11 Dic

¿Tenemos que estar entre la espada y la pared para salir de nuestra zona de confort e innovar?

 

Parece que la cultura de si funciona no lo toques está mucho más arraigada de lo que nos gustaría creer. Empresas que llevan haciendo lo mismo durante años y prefieren seguir igual, aunque vean que año tras año sus ventas se resienten un poco, o que pierden competitividad… Pero muchos no quieren afrontar este reto de cambiar, de buscar nuevas vías de venta o de digitalizarse. ¿Tenemos que estar entre la espada y la pared para salir de nuestra zona de confort e innovar?

Hace no mucho escuchaba hablar al responsable de una asociación de pequeños comercios acerca de lo que representaba para los negocios vender en otras plataformas como Amazon, por ejemplo. Su tesis era que el negocio de barrio no pinta nada aquí, por varios motivos, fundamentalmente alta competencia y comisiones que les dejan sin margen de maniobra. No le faltaba razón.

Lo curioso es que presentaba como alternativa una plataforma propia que estaban montando ahora. Estamos en 2021, nos guste o no competimos en un mercado global. El comercio de proximidad puede ganar visibilidad, puede facilitar las ventas a sus clientes a través de Internet. Mejor si lo hacen empezando por no perder a los clientes tradicionales, a los de su barrio, haciendo que sus compras puedan ser más fáciles, sí también desde Internet.

Porque el cliente no compra online porque no quiera bajar al negocio de su barrio a buscar un producto. Más bien es más cómodo hacerlo desde delante de su ordenador o su teléfono móvil. Entiendo que para un solo negocio tal vez no sea rentable tener una página web de venta. ¿Pero y si se juntan todos los de un barrio como un mercado digital?

A cualquier hora, cuando surge su necesidad. El fregadero de la cocina no se atasca solo cuando está abierta la ferretería del barrio. Y necesitas que funcione, así que buscas en Internet referencias de desatascadores… Y en muchos casos deciden pedirlos y que llegue al día siguiente a casa o al trabajo, donde pueda recogerlo. No todo el mundo tiene tiempo para ir a la salida del trabajo a buscar la ferretería más próxima y ver si tienen o no el producto que necesitamos.

Si este paso lo podemos hacer desde Internet, mucho mejor. Lo busco, lo compro y al día siguiente lo recojo o me lo traen a casa, pero ya se que lo tengo. A partir de aquí el ejemplo de cualquier tienda de barrio que ofrece sus productos y muchas veces desconocemos su oferta. Incluso a veces su precio es mejor que lo que podemos encontrar en Internet. Hay algún ejemplo de plataforma para negocios de venta ambulante que han funcionado realmente bien. Más sinergias se encontrarían con negocios a pie de calle.

Luego que cada uno asuma una parte de los costes, en función del número de referencias que quiere incluir para vender, de las ventas que ha realizado, de si utiliza o no servicios de mensajería o si es más rentable contratar a nuestro propio mensajero para compartir entre todos los negocios.

¿Que os parece esta alternativa para los pequeños comercios?

Si necesitas más información no dudes en ponerte en contacto con nosotros. ASINPE

Mándanos un correo a la siguiente dirección y te daremos cita sin compromiso: contacto@asinpe.es

¡Feliz fin de semana!

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *