Recomendaciones de los asesores fiscales antes de que acabe el año para pagar menos a Hacienda en la Renta 2021

22 Oct

La entrada en vigor de nuevas normas en Andalucía tendrá un impacto directo en las reducciones por donación de dinero a descendientes y en el impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales

El ejercicio 2021 enfila su recta final y en los algo más de dos meses que restan hasta que acabe el año aún hay margen para tomar medidas que permitan ahorrar en la próxima declaración de la Renta. Unas ya existen y conviene recordarlas, pero hay otras estrategias que pueden optimizar la tributación durante la campaña de IRPF una vez entren en vigor nuevas normas en las próximas semanas.

Concretamente, en Andalucía, entrará en vigor en noviembre la Ley de Tributos Cedidos, una norma que tiene un impacto directo en las reducciones por donación de dinero a descendientes y en el impuesto de trasmisiones patrimoniales. «La donación de dinero a un hijo para que comprase su vivienda habitual estaba hasta ahora exenta de impuestos, pero siempre y cuando fuera la primera vivienda y no sobrepasase un valor de 120.000 euros. Pero con el cambio que viene, ya no es requisito que sea la primera vivienda y el límite ya no es 120.000 euros, sino 150.000. Por eso, es recomendable que quien tenga en mente hacer una operación de este tipo antes de que acabe el año, que se espere a la entrada en vigor esta nueva ley, previsiblemente en la primera quincena de noviembre. Así disfrutará de la exención; de lo contrario, si va con prisas, la perderá», explica Juan Luis Marín, delegado en Andalucía oriental de la Asociación Española de Asesores Fiscales.

Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales

Por otra parte, el impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales que se paga por la compra de una vivienda tiene actualmente un tipo del 7%, pero que sube al 8% si el valor de la vivienda supera los 400.000 euros. «También esa subida al 8% se va a acabar con la Ley de Tributos Cedidos. Una vez esté vigente, el tipo del 7% actual bajará al 6% para viviendas habituales que no superen los 150.000 euros. «Por eso, si lo tenemos apalabrado, mejor retrasar la escritura al mes de noviembre. Un punto de diferencia en 150.000 euros son 1.500 euros», apostilla Marín.

Además, se incrementa el valor de la vivienda límite para el beneficio fiscal, pasando de los 130.000 a los 150.000 y de los 180.000 a los 250.000 euros para personas con alguna discapacidad o familias numerosas.

En 2022, se aprobarán nuevos impuestos, principalmente relacionados con fiscalidad verde, pero a efectos de IRPF, Sucesiones o Transmisiones, seguirá igual, «aunque habrá mejoras a nivel autonómico», avanza Marín. De este modo, en el IRPF, por cada hijo nacido o adoptado habrá una deducción de 200 euros (será de 400 euros si la familia reside en un municipio con riesgo de despoblación, es decir, menos de 3.000 habitantes), aunque al ser una medida que se implanta en 2022, los contribuyentes no podrán beneficiarse de ella hasta que hagan su declaración de la Renta en 2023.

Planes de ahorro

En donde sí hay margen de maniobra de aquí a finales de año es en una serie de medidas conocidas, pero que conviene recordar, tal y como apunta Marín. Pone el foco en los planes de ahorro a largo plazo. «Si se contrata y mantiene el dinero sin mover durante cinco años, los intereses recibidos están libres de impuestos. Evidentemente, cuanto antes se contrate, mejor. Y esa es una decisión que se puede tomar ya», asegura el asesor fiscal.

Planes de pensiones

Asimismo, los planes de pensiones desgravan fiscalmente, pero con límite de aportación de 2.000 euros. Hasta 2020 era de 8.000 euros y en 2023 será de 1.500. «Por eso, quienes estén interesados en un plan de pensiones, que agoten el máximo permitido de 2.000 euros y no se queden cortos, porque el año que viene será peor», avanza Marín.

Adquisición de vivienda habitual

Hay una serie de deducciones de IRPF que son habituales, como las referidas a la adquisición de vivienda habitual para aquellos contribuyentes que la hubieran adquirido con anterioridad al 1 de enero de 2013 y hubieran aplicado dicha deducción por cantidades satisfechas en periodos anteriores. Se puede deducir el 15% de lo pagado por la hipoteca hasta un máximo de 9.040 euros. Por ejemplo, si alguien paga 500 euros al mes de hipoteca, que al año son 6.000 euros, podría hacer antes del 31 de diciembre una aportación extraordinaria de 3.000 euros. Con ello obtendría doble beneficio: por un lado, reduciría la hipoteca y por otro, como de esos 3.000 euros cabe una deducción del 15%, al final, recuperaría 450 euros. «El contribuyente que vaya con una hipoteca corta, que se piense de aquí a diciembre, si tiene dinero, hacer una aportación y disfrutar de esa bonificación. Por el contrario, en caso de que alguien esté pagando de hipoteca mil euros mensuales, que son 12.000 al año, no le interesaría porque sobrepasa el límite de 9.040 euros».

En lo que se refiere al alquiler de vivienda habitual, se pueden beneficiar de una deducción aquellos contribuyentes que hubieran hecho un contrato de arrendamiento con anterioridad al 1 de enero de 2015 y por el que hubieran satisfecho, antes de dicha fecha, cantidades en concepto de alquiler y sigan pagando como inquilinos. Además, Andalucía tiene una deducción adicional por alquiler.

Donativos a ONG

Otra referencia son los donativos a entidades sin ánimo de lucro, en donde es posible deducirse el 80 por ciento de los primeros 150 euros y el resto, el 35% del importe. En caso de que se hagan habitualmente aportaciones a la misma institución, el porcentaje se incrementaría hasta el 40%. «En caso de que alguien se esté planteando donar una cantidad a Cáritas, Cruz Roja o Médicos Sin Fronteras o cualquier otra ONG, que tenga en cuenta la cantidad de referencia de 150 euros para beneficiarse de la bonificación, pues de esta forma la mayor parte de la donación la pagaría el Estado».

Deducción por obras de mejora de la eficiencia energética

Una de las grandes novedades en las deducciones, «con tan solo una semana de vida», es la referida a las obras de mejora de la eficiencia energética de viviendas. El contribuyente que prevea instalar ventanas nuevas o cerrar su terraza, tiene derecho a deducirse un 20% de lo abonado cuando sea para reducir la demanda de calefacción y refrigeración de la vivienda habitual (o de cualquier otra vivienda arrendada para su uso como vivienda en ese momento o con expectativa de alquiler). «Pero aquí es muy importante que un técnico haga un certificado de eficiencia energética, en donde detalle el consumo que precisaba la vivienda antes y después de la reforma. Sin ese informe no se puede hacer nada y no se podría demostrar la reforma a la hora de querer deducírnoslo». En este caso, sería necesario que las obras contribuyesen a disminuir al menos un 7% la demanda energética y la base máxima anual de la deducción sería de 5.000 euros.

En lo que se refiere a obras de rehabilitación energética, en donde se alteraría el edificio entero, cada propietario podría deducirse de la derrama que paga un 60%. «Esto significa que de la parte proporcional que tiene que poner cada vecino, Hacienda le devuelve el 60%».

Marín subraya la enorme importancia de que el pago no se haga en efectivo. La norma es clarísima: debe hacerse con tarjeta de crédito, transferencia bancaria, cheque nominativo o por ingreso en banco. Si se hace una obra y se paga en efectivo no cabrá deducción posible. «De esta forma, Hacienda trata de evitar también el pago en negro».

Rendimientos del trabajo

Marín llama la atención sobre cómo en ocasiones no se repara en algunas deducciones, aunque como denuncia este asesor, «cada vez son menos las que pueden hacerse». No obstante, de los rendimientos del trabajo, se pueden deducir la Seguridad Social (datos que ya recoge Hacienda en la declaración de la Renta), pero también la cuota a sindicatos y los gastos de defensa jurídica, en caso de que el trabajador haya tenido que pleitear por un despido o reclamación de cantidad, por ejemplo. «En este caso, Hacienda no lo refleja en los datos fiscales y es el contribuyente el que tiene que acordarse de pedir factura al abogado».

En caso de los autónomos, el problema, según Marín, no es que se le pase algún gasto, es que los que son naturales, Hacienda los rechaza. «Tiene una política tan restrictiva en lo que se refiere a gastos que los cuestiona siempre. Mi consejo es que se lleve un registro con todos los justificantes relacionados con desplazamientos y vehículos utilizados para trabajar. De entrada, la actitud de Hacienda va a ser hostil y los va a rechazar, pero en un tribunal, donde toman en cuenta las pruebas objetivas, al final fallan a favor del contribuyente».

Ley antifraude

El 1 de julio entró en vigor la nueva Ley antifraude y más allá de la medida de que no se pueden hacer pagos en efectivos superiores a mil euros, «hay reformas del procedimiento que reducen las posibilidades de reclamación del contribuyente e incrementan el poder de la Agencia Tributaria», advierte el asesor.

Lo más llamativo, asegura, es que el 1 de enero de 2022 entrará en vigor el valor de referencia. Eso significa que en las transmisiones de inmuebles, habrá que pagar un impuesto que se calcula en función de su valor. Cuando se implante este valor de referencia, será Hacienda quien lo fije y si se lleva a cabo una operación por debajo de lo que establece esa administración, se tendrá que pagar por el valor de referencia y no por el acordado entre las partes. «Por ejemplo, si Hacienda entiende que el valor de referencia es de 100 y uno compra por 120, se calcularán los impuestos por 120. Pero si se compra por 95, se hallarán los impuestos de acuerdo a 100. Se presume que siempre que se adquiera un inmueble por debajo del valor de referencia es que se está haciendo con dinero negro y eso no siempre es así; las gangas siguen existiendo», zanja el asesor fiscal.

Si necesitas más información no dudes en ponerte en contacto con nosotros. ASINPE

Mándanos un correo a la siguiente dirección y te daremos cita sin compromiso: contacto@asinpe.es

¡Feliz fin de semana! 

 

Fuente: diariosur.es
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *