Requisitos para acceder al paro para los que trabajen en el negocio familiar

15 Sep

Requisitos para acceder al paro para los que trabajen en el negocio familiar

Quienes estén contratados en una empresa de su familia con hasta 2º grado de consanguinidad o afinidad, podrán acceder a la prestación por desempleo siempre que cumplan una condición básica.

Quienes tienen un pequeño negocio saben que cualquier ayuda es poca para llevar la empresa. En muchos casos, las familias contribuyen en estas tareas e incluso los hijos u otros descendientes terminan siendo contratados por el autónomo. Hasta ahora, estos empleados no podían acceder al subsidio por desempleo por su relación de parentesco, pero una sentencia del Tribunal Supremo ha dictaminado que los afectados podrán solicitar el paro siempre que cumplan una serie de requisitos base.

Este fallo del Tribunal, publicado el pasado marzo, confirma una sentencia previa de noviembre de 2019 y sienta jurisprudencia sobre la interpretación de la Disposición Adicional 10 del Estatuto del Trabajo Autónomo.

Eso sí, tal y como advierten desde la propia web de la Seguridad Social, quienes se encuentren en esta situación laboral deben cumplir dos requisitos claves, además de los que marque el propio subsidio por desempleo. Asimismo, se valorarán todos los datos de forma conjunta que prueben la relación laboral.

Condiciones a cumplir

Si trabaja en una empresa de un familiar por consanguinidad o afinidad hasta 2º grado y es un empresario o empresaria individual, tendrá derecho a percibir las prestaciones por desempleo en los casos en los que el familiar se encuentre emancipado. Además, la empresa deberá ser una sociedad mercantil o laboral y no podrá tener una participación en la misma superior al 50% del capital social.

Cuando el padre o madre sea una persona trabajadora autónoma, puede contratar a su hijo o familiar como trabajador o trabajadora por cuenta ajena, siempre que sea menor de 30 años, pero no podrá cotizar por desempleo ni acceder a la prestación en los casos en los que conviva con ellos.

Ante todo, el Tribunal Supremo establece que deberán cumplir siempre con las condiciones especificadas y acreditarlo, especialmente, demostrando que el beneficiario “está emancipado, guarda la misma posición laboral en el negocio que cualquier otro empleado y no dependen económicamente del progenitor”.
Fuente: lainformacion.com
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *